sábado, 30 de abril de 2011

Adictos a la escritura: Proyecto Abril 2011 del Genero Infantil

Hola!! Hoy les vengo a contar una historia, escrita por mí =D
Esta historia estará participando en el proyecto del mes del blog Adictos a la escritura! Es mi primera participación, espero les guste =D



Mi Misión En El Planetario


La oscuridad era absoluta, no había diferencia entre cerrar y abrir los ojos, la pesadez del ambiente lo envolvía todo. Pero Manuel a pesar de tener la corta edad de 10años, no tenia miedo, muy pocas veces se atemorizaba. Algo que le enseño su abuelo desde muy pequeño era que la mayoría de las personas le temen a la oscuridad porque les asusta lo desconocido, y para poder ser un aventurero (que es lo que el sueña ser) no podía tener miedo a algo tan simple como la oscuridad, él le enseño que se podía adaptar los ojos a esta situación y seguir adelante. Recordando las lecciones que su abuelo le había enseñado, siguió adelante. Cada paso que daba, lo hacia con mucha precaución sabia que debía tener cuidado, no podía ser descubierto. Al cabo de 3minutos caminando, se topa con una pared lisa y solida la cual parecía interminable. Manuel empezó a desesperarse, necesitaba salir de ese lugar, su madre lo debería andar buscando muy preocupada, ya que a estas horas debió de haberse dado cuenta que no se encontraba en su cama durmiendo la siesta; en su cuerpo se denotaba el cansancio, la costumbre de dormir cada tarde le estaba afectando; en la oscuridad llamándolo por todas partes, se escuchaba como pronunciaban su nombre, era algo un poco mas fuerte que un susurro, distante y cercano a la vez, Manuel rogaba que fuera su madre y no su cazador. Recostado en la pared, se fue deslizando hacia abajo dejando que su cansancio ganara de momento. Bajo ese estado de sopor su mente fue recordando todo lo sucedido:

<<Le había preguntado a su mamá si podía llevarlo al planetario, porque necesitaba cumplir una misión muy importante que le había encomendado su abuelo antes de morir. Su madre se disgusto por lo que el niño había dicho, pues siempre creyó que lo único que hacia su padre era llenarle la cabeza al niño con ideas locas y exageradas de sus viajes de expediciones en su juventud; ella sabia lo fantásticas que eran pues a ella se las contaron cuando era niña, pero luego creció y entendió que solo eran cuentos para dormir y soñar nada de eso podría ser verdad. Así que le dijo a su hijo que lo llevaría la próxima semana.
Luego de eso Manuel estaba muy triste y frustrado; su madre no parecía entender la importancia de su misión, ni siquiera quiso escucharlo y lo mando a su cuarto. Cuando iba subiendo las escaleras, escucho que alguien llamaba a la puerta y se asomo por los barrotes del pasamano de la escalera para observar quién era, tal vez su papá que venia a visitarlo. Al abrirse la puerta, vio una cara conocida, era Erick, un amigo de su mamá, odiaba a ese señor, no le gustaba la forma en la que miraba a su mamá. Erick era atento con ellos y a él le regalaba juguetes los cuales su mamá lo obligaba a aceptar y agradecer. Hace 3días le había regalado un objeto extraño traído de su ultimo viaje del África, cuando se lo dio dijo algo así como: “se que te encantan todas esas historias que te contaba tu abuelo, este objeto pertenece a una tribu de nativos africanos y es un portal que te puede llevar a cualquier parte”. Al momento que se lo dio, Manuel no le presto ninguna atención, pero justo ahora era exactamente lo que necesitaba y averiguaría si de verdad servía.

Subió corriendo los peldaños de la escalera y al llegar a su cuarto busco el objeto, era una extraña figura triangular como de madera, liviana, del tamaño de su pecho, con dibujos de caras y símbolos raros por los bordes, también de el guindaban plumas e hilos con diferentes piedras y materiales que no conocía; el centro estaba formado por un hueco circular rodeado de diminutas figuras. Pero eso muy poco importaba, necesitaba llegar al planetario (aunque en su interior se librara una guerra: una parte deseaba que realmente funcionara y otra no lo deseaba, así se lo echaría en cara a Erick y se lo contaría a su madre también).

Después de eso, todo se precipito. Sentía que todo lo que había pasado en las ultimas horas había sido demasiado rápido, como cuando le das a ese botón del DVD y la película empieza a corren muy rápido y cómico. No recordaba como había activado el objeto, solo recordaba haber deseado mas que nada en el mundo estar en el planetario, luego se vio envuelto por unas llamas y humos de colores, cuando todo eso desapareció ya no se encontraba en su cuarto, sino en el planetario. Cumplió la promesa que le había hecho a su abuelo, no sin antes luchar contra los guerreros de las sombras, que estaban esperando su llegada; eran tal cual como su abuelo se los describió: mantos de sombras semi definidas capaces de solidificarse y al hacerlo eran masas corpóreas con ojos membranosos, guiados por el olfato, tenia cachos, dientes largos y afilados muy aterradores; pero su abuelo le había explicado todo lo que tenia que hacer y así lo hizo. Sin embargo, cuando se disponía a regresar a su casa, uno de los gurreros de las sombras apareció y entro con él a la nube de fuego y humos de colores cubriendo y volviendo todo una inmensa oscuridad, así había llegado a aquel extraño lugar>>.

Manuel se despertó sobresaltado al escuchar que alguien lo llamaba en susurro justo en la pata de su oído, asustado pensando que el guerrero de las sombras lo había encontrado, se disponía a gritar cuando una mano le tapo la boca.
-¡Shhh… Nos va a escuchar! -Le dijo una voz muy conocida a Manuel, tratando de calmarlo. Respiro profundo y acto seguido voltio para ver quien le hablaba, casi creyendo que se lo había imaginado, pero era cierto ¡Erick estaba allí! Y de su cuerpo desprendía un mínimo haz de luz; los ojos del niño lo miraron desorbitados -No tengas miedo Manuel soy un Guardián de la Luz y he venido ayudarte. Fui muy amigo de tu abuelo, el me conto la misión que te había asignado ¿no pensaste que se iba a ir y dejarte sin protección, verdad? -Dijo Erick con una sonrisa en sus labios.

8 comentarios:

  1. Hola, Grennis!!

    Tu anécdota es original y está bien llevada, pero tienes unas cositas por corregir, algunas frases con verbos conjugados en diferentes tiempos, algunas expresiones que revisar como "Justo en la pata de su oído" y un poco de puntuación :-)

    De todos modos, te quedó bien y espero que sigas participando en Adictos. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho el relato; ha sido muy entretenido leerlo, sobretodo en la sorpresa final. Por lo demás, estoy de acuerdo con Maga en que tienes cosas que corregir.
    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  3. coincido! la historia es muy interesante e imaginativa, aunque haya algunas faltas gramaticales (¡pero esas las tenemos todos al principio, así que no te desanimes por eso, que tienes talento!)

    ResponderEliminar
  4. Tienes mucha imaginación, así que a seguir escribiendo, que fallos los tenemos todos, pero así se aprende, escribiendo y corrigiendo, y vuelta a corregir. Pero merece la pena, y si te gusta, no hay nada más bonito que plasmar en una hoja tus invenciones. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Fue un relato interesante, así que con una imaginación tan desbordante, sin duda alguna podrás ir mejorando rapidamente. ¡Te quedo bien!

    ResponderEliminar
  6. awwww!! muchas gracias por sus comentarios y suegerencias!! :D
    Y bueno, mi meta es mejorar cada dia :D
    Gracias!! sus opiniones son de gran valor para mi, para ayudarme a crecer!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Está muy bien, desde luego es muy rico en detalles, mantienes el misterio, tiene mucho argumento para ser un relato corto, es muy interesante y lo podrías desarrollar todo lo que quisieras. Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Tienes una imaginación muy poderosa, eso es un punto a favor porque fue una historia muy intrigante.

    A los niños les encantan las aventuras.

    Estos relatos inspiran confianza cuando un pequeño lector lee lo que quieres mostrar con tus palabras.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar